3 Formas de Mantenerte Motivado al Hacer Tareas Largas

3 Formas de Mantenerte Motivado al Hacer Tareas Largas
Photo by XPS / Unsplash

Algunas veces, somos capaces de dar el primer paso hacia hacer lo que debemos hacer: iniciar. Sin embargo, en ocasiones el tiempo entre iniciar una tarea y terminarla es prologado, y por ello tenemos que encontrar formas para mantenernos motivados no solo para iniciar tareas, sino tambien para acabarlas. En este artículo, podrás encontrar 3 tips que me permiten mantenerme motivado al realizar esta clase de tareas.

Pon Música que te Permita Entrar en un Estado de Concentración

En un estudio realizado por Kumar & Aithal, en el año 2016, se intentó establecer cuál era el efecto de la música en la concentración y el desempeño académico en los estudiantes de medicina. Dicho estudio, intentó descifrar qué era más beneficioso para los estudiantes en sus notas: si no escuchar música, escuchar música instrumental, música suave o música rápida.

Luego de llevar a cabo su experimento, encontraron que los estudiantes (habituados a escuchar música) que tuvieron que escuchar música suave e instrumental obtuvieron el mayor porcentaje de respuestas correctas en un test que les fue realizado (75 y 67% respectivamente). Lo que, sin duda pone de presente algo: para tener un buen desempeño y continuar haciendo lo que debes, es importante disfrutar lo que se hace sin sobrepasar ciertos límites. En el caso particular, estos límites serían los de escuchar música rápida, que ya per se resulta contraintuitivo.

Encuentra un Intervalo de Tiempo de Concentración y Descanso que te Funcione

Para no perder la motivación, es necesario no tratar de hacer todo de una vez. Por el contrario, lo mejor es dividir tus momentos entre tiempos de concentración y pausas activas. El problema que surge acá es que no a todas las personas les funciona estar concentradas por un determinado tiempo para luego tomar un descanso. Por esta razón, es necesario que encuentres tu intervalo adecuado, siguiendo estos criterios:

  1. No utilices los mismos intervalos de trabajo para todas las tareas
  2. Para las tareas atractivas para ti, utiliza intervalos de tiempo más largos (para así no perder el ritmo con descansos muy seguidos)
  3. Para las tareas rutinarias y mecánicas, utiliza intervalos de tiempo más cortos (para no abrumarte con la repetitividad del trabajo).

Crea una Recompensa al Terminar la Tarea

En nuestro cerebro, liberamos dopamina (un neurotransmisor que nos induce una sensación de placer) antes de realizar una actividad que asociamos con una recompensa. Precisamente ese impulso es el que nos hará comenzar y nos mantendrá motivados para terminar cualquier tarea. Algunas formas (sencillas) de materializar esa recompensa podrían ser:

  • Comprarte una comida que disfrutes al terminar
  • Ver Netflix solamente cuando hayas terminado
  • Salir con una persona con la que hace rato no salgas apenas termines