¿Cómo Evitar Estar Cansado?

¿Cómo Evitar Estar Cansado?
Photo by Tim Gouw / Unsplash

Aunque consigamos convencernos a nosotros mismos de tomarnos más en serio lo que hacemos, ya sea estudiar, trabajar, o emprender; muchos de esos impulsos se pierden al cabo de un tiempo, cuando a pesar de que sabemos que hacer lo que debemos es la mejor decisión, nos consume el cansancio, que no nos permite avanzar. Por esta razón, en este post te daré 3 tips para evitar estar cansado.

Duerme entre 7 y 9 horas

Es común que creamos que ser productivos o perseguir nuestras metas, implique estar todo el tiempo trabajando en ello, no descansar, y no dormir lo suficiente. Sin embargo, tal como Matthew Walker lo menciona en su libro: Why We Sleep; sin el tiempo de descanso requerido, nuestro cuerpo no funciona igual, y eso hace que tampoco seamos capaces de hacer lo que queremos de la forma en que desearíamos.

Aceptar que somos seres humanos y que necesitamos descansar, implica que debemos aprovechar al máximo nuestros picos y valles de energía durante el día, algo que no es tan sencillo. Sin embargo, es lo que tenemos que hacer para no sacrificar calidad y bienestar general. Para esto, el punto de partida, por los múltiples beneficios que tiene, es dormir entre 7 y 9 horas cada noche.

Evita el consumo de azúcar

En un estudio realizado por Rachel Thayer, se tomó a un grupo de voluntarios para que comieran un snack de dulce o tomaran una caminata corta, de entre 10 y 12 minutos. Luego de que realizaran una u otra actividad,  los participantes debían autoevaluar (entre otros factores) su energía. A partir de esto, la ingesta de azúcar fue relacionada con un incremento inicial en los niveles de energía, seguido una hora después de una reducción de esta e incremento en el cansancio de los sujetos.

Sin duda, el azúcar está presente en nuestra vida en muchas formas: jugos, gaseosas, snacks o postres. Lo más grave, es que nuestro ambiente tiende a estar a favor de consumirla a diario, evitando darle la relevancia que se merece a los efectos adversos que pueda tener en nuestra salud.

Incluso, si abstraemos el factor salud y simplemente tomamos en cuenta su impacto en nuestros niveles de energía (tal como el anterior estudio nos lo pone de presente) llegaríamos a la conclusión de que su consumo nos trae muy pocos beneficios, como un buen sabor y disfrute momentáneo, y muchas desventajas, no solo a largo plazo sino a corto plazo. Además del impacto evidente a nuestra salud a largo plazo, nuestra energía también sufre, y con ello nuestra productividad y nuestras metas.

Ahora, la pregunta que surge es: ¿vale la pena dejar escapar todo eso solo por un poco de azúcar?

Haz ejercicio

Otro de los hallazgos que tuvo el estudio realizado por Rachel Thayer fue el efecto del ejercicio moderado sobre los niveles de energía. De hecho, entre los participantes, luego de haber realizado esta actividad, una respuesta común fue un incremento en estos.

Lo más interesante del estudio, es que nos muestra que no tiene que ser un ejercicio prolongado. Por el contrario, nos pone de presente que con una corta caminata (entre 10-12 minutos) basta para que nuestra energía sea mayor. Y lo mejor de todo es que ese tiempo lo tenemos todos nosotros disponible durante el día; ya sea al final de una clase, al inicio de otra, o antes de comer.

¿Estás dispuesto a invertir 10-12 minutos de tu tiempo cada día a cambio de tener más energía y conseguir hacer lo que debes?

Disclaimer. Esta información no corresponde a información ni recomendaciones dadas por un profesional. Para recibir tales, consulte a su médico.