La Mejor Forma de Motivarte a Estudiar

La Mejor Forma de Motivarte a Estudiar
Photo by Tegan Mierle / Unsplash

Hace un par de años, sentía que no podía hacer lo que debía sin antes ver uno de esos videos motivacionales de una persona súper emotiva hablando. Pensaba que, sin hacer eso era imposible hacer lo que debía; y de esa forma, me terminé casi que volviendo "adicto" a ello. Lo peor de todo es que, después de verlos, a pesar de que hacía lo que debía en el momento, no me sentía tan bien como uno esperaría, parecía como si en vez de hacerme bien esos videos me hicieran mal. Por eso, en este post explicaré qué hay de malo con ver esa clase de videos; y luego, hablaré de dos tipos de motivación: la motivación extrínseca y la motivación intrínseca, buscando convencerte de por qué la mejor forma de motivarnos a partir de la última.

¿Qué hay de malo con ver videos motivacionales?

Las redes sociales en todo momento nos están haciendo ver lo que hacemos en nuestra vida cotidiana como insignificante. De hecho, este punto lo menciona Mark Manson, en The Subtle Art of not Giving a F*ck. Lo que las personas tienden a mostrar en sus redes sociales no corresponde a lo que de cotidiano viven, sino a lo mejor de ello. Y extrapolando esto a los videos motivacionales, podríamos concluir que ponen sobre nuestros hombros una carga muy grande; nos hacen pensar que cualquier logro que busquemos alcanzar tiene que ser lo más grande posible, y que los pequeños progresos no valen la pena y no sirven para nada. Sin embargo, tal como nos lo explica James Clear en Atomic Habits, son justamente los pequeños progresos los que importan realmente.

Lo que las personas tienden a mostrar en sus redes sociales no corresponde a lo que de cotidiano viven, sino a lo mejor de ello

Los dos tipos de motivación

Tal como lo mencionan Stefano Di Domenico y Richard Ryan, existen dos clases de motivación: la motivación extrínseca y la motivación intrínseca. La primera está ligada con recompensas externas, como cuando ves Netflix luego de hacer un trabajo, o cuando sacas una buena nota luego de haber estudiado mucho para un examen. Por otro lado, la motivación intrínseca de acuerdo con Richard Ryan y Edward Deci podría entenderse como la tendencia de “buscar novedad y retos, para extender y ejercitar la propia capacidad, explorar y aprender”. Lo bueno de cualquiera de estas dos formas de entender la motivación respecto de los videos motivacionales es que se enfocan en el hacer, no en una falsa ilusión de estar realizando una actividad.

Lo bueno de cualquiera de estas dos formas de entender la motivación respecto de los videos motivacionales es que se enfocan en el hacer, no en una falsa ilusión de estar realizando una actividad.

Por qué la motivación intrínseca es mejor para ti

De lo que hablamos sobre los tipos de motivación deberíamos quedarnos con una cosa, y es que la motivación extrínseca depende de actividades distintas a la que hacemos y la motivación intrínseca no. Lo que eso nos pone de presente es que pareciera que la segunda alternativa es mejor. Encontrar motivación en la actividad misma que realizamos hace que el resto no importe, que sea indiferente para nosotros, y eso es lo que deberíamos buscar. De esa manera, nos concentraríamos solamente en lo que estamos haciendo y, por ende, disfrutaríamos el momento independientemente del resultado (que podría ser una nota particular). ¿Cómo encontrar motivación intrínseca? ¿De qué depende? Esas preguntas las estaré contestando en el siguiente post.

Encontrar motivación en la actividad misma que realizamos hace que el resto no importe, que sea indiferente para nosotros, y eso es lo que deberíamos buscar