Al aprender, menos es más. Esta es la razón:

¿Has escuchado la frase menos es más? Este es uno de los contextos en los que aplica.

Al aprender, menos es más. Esta es la razón:
Photo by Finde Zukunft / Unsplash

Cuando intentamos aprender algo nuevo, es común pensar en que entre más información tengamos, es más probable que consigamos mejores resultados. Sin embargo, en realidad, como nos muestran Chen et al., (2017), pareciera ser que la información es el problema. O, al menos, que nuestra confianza excesiva en ella nos termina dando malos resultados**,** ya que consideramos que nuestro proceso cognitivo al interior de ella no importa tanto**.** En este post, daré una posible explicación a partir de la teoría económica sobre la posible causa de este problema de información excesiva y su impacto nocivo en el aprendizaje. Luego de eso, explicaré cómo podríamos saber si estamos cayendo en este error; y por último, les hablaré de una manera que nos permitirá solucionarlo.

Por qué ocurre este fenómeno

normal-distribution-probability.jpeg

Imagen modificada proveniente de Statistics How To

En economía, existe un concepto que se llama productividad marginal, que se trata de qué tanto aporta en producto un incremento de una unidad en un factor determinado. Por ejemplo, la productividad marginal del trabajo nos estaría diciendo qué tanto sube la producción cuando se contrata un trabajador más. Existen situaciones en las que ese aumento en trabajadores no generaría más producto, sino incluso menos. Uno de estos casos se podría dar en una fábrica en la que ya hay tantos trabajadores que no hay espacio para trabajar, y entre más se contratan, más incomodo es para los trabajadores producir, y eso podría incluso reducir el producto.

En este caso, respecto de la información que consumimos, podría estar ocurriendo lo mismo. Podría estar pasando que entre más información tenemos, aprendemos más, pero hasta cierto punto (el punto más alto de la gráfica). Y luego de ese punto, ocurre justo lo de los trabajadores que no caben en la fábrica y no logran producir más sino menos en algunos casos: tenemos tanta información disponible que nos abrumamos con ella y no le sacamos el máximo provecho.

Entre más información tenemos, aprendemos más, pero hasta cierto punto. Luego de ese punto, más información nos perjudica y no nos favorece.

Cómo identificar si cometemos este error

Si sigues leyendo es porque compraste el argumento anterior, a pesar de lo aburrida que fue la explicación económica. Imagínate por lo que tuve que pasar en 5 años, ja ja ja. Pero bueno, en esta sección seré más conciso, y simplemente recomendaré que te hagas una pregunta sencilla para identificar si estás cayendo en este error de sobreinformación: ¿Le estás sacando el máximo provecho a cada “gramo” de información que ya sabes? Si contestas esa pregunta con un no, necesitas saber cómo solucionarlo. De eso hablaré en la siguiente sección.

Cómo solucionar este problema

Como habrán podido predecir, la solución de no estar sacándole el máximo provecho a la información que ya sabemos se trata justamente de sacarle el máximo provecho. En ese sentido, el problema no es el qué (lo que les acabo de decir) sino el cómo (la manera en la cual lograremos sacarle el máximo provecho). Para sacarle el máximo provecho a la información no basta con exponernos a ella. De hecho, como lo han mostrado algunos estudios, la exposición constante a ella no es suficiente para afirmar que realmente la sabemos.

Por ello, en el estudio que les cité al principio de este post, evalúan el desempeño de dos grupos de estudiantes en un examen; a uno le piden ser consciente de su proceso de aprendizaje, mientras que al otro no. ¿Cuáles fueron los resultados? Al primer grupo le fue aproximadamente un 7% mejor que al segundo.

Long story short: más información para aprender es mejor pero hasta cierto nivel. De todas maneras, siempre necesitamos sacarle el máximo provecho estando conscientes de cómo la utilizamos.

Si llegaste hasta acá, sin duda te interesa ser un buen estudiante. Si te estás preguntando adónde deberías ir después, puedes dar clic en este link.