Ten ÉXITO en tus Estudios con este Pequeño Hábito

Ten ÉXITO en tus Estudios con este Pequeño Hábito
Photo by Frederik Löwer / Unsplash

Cambiando solamente un hábito en Alcoa, la tercera productora de aluminio más grande del mundo, Paul O’Neill logró convertirla en una máquina de ganancias. Charles Duhigg, en su libro: “el poder de los hábitos” cuenta la historia de Paul, que se concentró solamente en mejorar la seguridad laboral en Alcoa, y con eso logró reducir costos e incrementar utilidades en la compañía. ¿Cómo lo logró?Aplicó lo que se conoce como los hábitos clave. En este post, te explicaré qué son los hábitos clave, qué tiene que tener un hábito clave en nuestros estudios; y cuál es el hábito clave que logrará que tengas éxito en tus estudios.

Cambiando solamente un hábito en Alcoa, Paul O'Neill logró convertirla en una máquina de ganancias

Qué son los hábitos clave

Tal como lo menciona Charles Duhigg en su libro, un hábito clave es aquel que consigue, no solamente generar un cambio en ese aspecto específico al que se dirige, sino que también tiene un impacto positivo en otros aspectos de la vida del sujeto que lo realiza. Por ejemplo, cuando haces tareas que no te gustan, no solamente generas un cambio en tu nota de esa clase, sino que también consigues acostumbrarte a hacer actividades que no te gustan; y que normalmente no es posible no hacer, ya que cualquier cosa que hagamos incluye etapas que podrían no gustarnos (como cuando quieres pedir domicilio pero te da pereza ser la persona que llama a solicitarlo). Con eso claro, pasemos a cuáles son las características obligatorias de cualquier hábito clave para nuestros estudios.

Un hábito clave es aquel que consigue, no solamente generar un cambio en ese aspecto específico al que se dirige, sino que también tiene un impacto positivo en otros aspectos de la vida del sujeto que lo realiza

Características obligatorias de un hábito clave para nuestros estudios

En la sección anterior dijimos (en pocas palabras) que un hábito clave es aquel que contagia una transformación en otros ámbitos. Si enfocásemos esa idea a nuestros estudios, tendríamos que identificar a cuales otros ámbitos del proceso de aprendizaje necesitamos que transforme ese hábito clave. Para empezar, deberíamos asegurar lo fundamental: realmente aprender. En segundo lugar, necesitamos mantenernos motivados; y por eso ese hábito tiene que servir para motivarnos también. Además, es importante que ese hábito nos permita tener buenos resultados en los exámenes; y por último, que nos permita tener más tiempo libre para concentrarnos en hacer lo que más nos gusta. ¿Cuál es ese hábito? Lo verás en la siguiente sección.

Para que un hábito sea clave para nuestros estudios tiene que asegurarnos lo fundamental: buenos resultados, aprendizaje, motivación y equilibrio.

El hábito clave que logrará que tengas éxito en tus estudios

Tenemos que preguntarnos lo que acabamos de conocer en una clase o una lectura. Ese es el hábito clave que logrará que tengas éxito en tus estudios. Veamos si satisface las condiciones que incluimos arriba y que son deseables para nosotros. En primer lugar, hay estudios que confirman el beneficio que esto tiene en nuestra capacidad de retener información de cualquier tema, lo que lograría beneficiar nuestro aprendizaje. En segundo lugar, esta práctica nos permite estar motivados, porque como habíamos visto en otro post, nos permite ajustar la novedad hasta un punto óptimo, y eso, de acuerdo con algunos estudios nos permite estar intrínsecamente motivados.

En tercer lugar, por lo que hablamos acerca de la mejora en la capacidad de retención, podríamos afirmar también que mejorará nuestro rendimiento en los exámenes; tal como mejoró el rendimiento de los individuos que participaron en el estudio citado. Por último, nos otorga más tiempo libre, ya que no tendremos que pasar el tiempo estudiando con maneras poco efectivas (como releer o subrayar); y por ende, podremos dedicarnos a conservar ese balance requerido para tener éxito en cualquier actividad que estemos desarrollando.

Sin duda, preguntarte después de exponerte a nuevo material sobre lo que recuerdes cumple con esos 4 criterios