¿Sabes que Meditar es Bueno Pero Te Aburre Hacerlo? Prueba ESTO

¿Sabes que Meditar es Bueno Pero Te Aburre Hacerlo? Prueba ESTO
Photo by Zoltan Tasi / Unsplash

Hay bastantes estudios que muestran el impacto positivo que tiene meditar en múltiples aspectos de nuestra vida. En particular, hay estudios como el de Stephen Parker en el que se relaciona la práctica del yoga-nidrā con una mejora en el aprendizaje. El problema es que para muchos de nosotros permanecer quietos podría abrumarnos, o al menos, no nos sería tan fácil mantener el hábito mientras nos acostumbramos. Por eso, les contaré la que me parece a mi la mejor alternativa de acuerdo con la ciencia: el Tai Chi. En este post veremos qué es el Tai Chi, por qué vale la pena que empecemos a practicarlo y cómo empezar a implementarlo en nuestra rutina diaria.

Qué es el Tai Chi

El Tai Chi es un milenario ejercicio físico creado en China, en donde a partir de movimientos continuos de poca intensidad se busca hacernos más conscientes de nosotros mismos de forma similar a la meditación, la única diferencia es el movimiento, y el bastante moderado ejercicio físico. Si aún no tienes al interior de tus hábitos el ejercicio consolidado y te gustaría implementarlo de forma sostenible con un ejercicio que no te cueste tanto trabajo, y además complemente tu experiencia con un mindfulness similar al de la meditación, el Tai-Chi es sin duda tu mejor opción.

Por qué Vale la Pena Empezar a Practicarlo

En un estudio realizado por investigadores en la Universidad de Wisconsin-Madison, se buscó determinar qué implicaciones tenía el entrenamiento de Tai Chi en estudiantes universitarios con TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad). Para eso, contactaron a universitarios que padecieran de ese trastorno y los dividieron en tres grupos: un grupo iba a practicar Tai Chi, otro ejercicio aeróbico y el último no iba a realizar ninguna clase de actividad.

Al final, los resultados mostraron que a un nivel de significancia del 1%, la diferencia del tratamiento (las personas que practicaron Tai Chi) versus los no tratados es estadísticamente significativa y positiva respecto de la desatención, lo que nos muestra que en la mayoría de los casos esta relación se cumple. Por otro lado, respecto de la hiperactividad a un nivel de significancia del 5% (con una confianza un poco menor pero de igual manera grande) también hubo una diferencia positiva y estadísticamente significativa entre el grupo que practicó Tai Chi, versus el que no realizó nada. Aunque este estudio es preliminar, y no cuenta con una muestra lo suficientemente grande para lograr afirmar sin duda los resultados, nos da un indicio de que el Tai Chi es positivo para nuestro aprendizaje al evitar las distracciones y disminuirnos las ganas de realizar múltiples actividades. Sobre todo teniendo en cuenta que los mismos autores reconocen que se han hecho estudios que muestran el efecto positivo que tiene esta actividad en la función cognitiva.

Aunque este estudio es preliminar, y no cuenta con una muestra lo suficientemente grande para lograr afirmar sin duda los resultados, nos da un indicio de que el Tai Chi es positivo para nuestro aprendizaje al evitar las distracciones y disminuirnos las ganas de realizar múltiples actividades.

Cómo Empezar a Implementarlo

Tal como lo menciona James Clear, en su libro Atomic Habits, es necesario incorporar cualquier tipo de hábitos de a poco. Por ello, lo primero que puedes hacer es seleccionar un momento del día, podría ser en la mañana apenas te levantes, para entrar inmediatamente a YouTube y ver videos que muestren prácticas de Tai Chi. Afortunadamente, en el mundo en el que vivimos la información es fácil de encontrar, necesitamos aprovecharnos de eso para incorporar el hábito. Y luego, cuando ya lo tengamos incorporado y queramos llevar cualquier práctica al siguiente nivel (como la del Tai Chi) podemos tomar clases, para hacer más atractiva la actividad y conseguir beneficios que redunden no solo en nuestro bienestar, sino en nuestro aprendizaje y nuestras notas.

Afortunadamente, en el mundo en el que vivimos la información es fácil de encontrar, necesitamos aprovecharnos de eso para incorporar el hábito

Si llegaste hasta acá, sin duda te interesa ser un buen estudiante. Si te estás preguntando adónde deberías ir después, puedes dar clic en este link.